Buenos Aires, Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Reseña histórica del barrio de "Flores"

A fines del siglo XVIII, Juan Diego Flores era propietario de una chacra que se extendía desde el actual cementerio de Flores hasta la Avda. Alvarez Jonte, pasando por lo que hoy es el centro del barrio. Después de su muerte, acaecida en 1801, su hijo adoptivo Ramón Francisco Flores y el apoderado de la familia, Antonio Millán, planificaron un nuevo pueblo a ambos lados del camino real (hoy Avda. Rivadavia) e iniciaron las ventas en parcelas. También hicieron donación de una manzana para la construcción de la futura iglesia, otra para la plaza y una tercera para los mataderos públicos. En aquellos tiempos se acostumbraba relacionar sitios y parajes con el propietario de las tierras, por lo que el nombre de Flores identifico el lugar.
El 31 de Mayo de 1806 fue creada una nueva jurisdicción eclesiástica con epicentro en el pueblo en formación. Puesto bajo la advocaciòn de San José, fue natural que el apellido de la familia donante de manzana para la iglesia corriera agregado a aquella denominación. Así nació el curato de San José de Flores, que termino por institucionalizar el nombre del pueblo, después partido provincial y por ultimo barrio de Buenos Aires. De allí que el 31 de mayo de 1806 sea considerado el día de su fundación. Con el correr del tiempo San José de Flores se fue convirtiendo en lugar de descanso para muchas familias adineradas del centro de la ciudad. Sus quintas de fin de semana y las mansiones que se fueron construyendo dieron origen a una época de esplendor y grandes lujos. Y no solo fue escenario de pomposas fiestas, sino también de importantes acontecimientos históricos de resonancia nacional, como la promulgación por Urquiza de la Constitución de 1853 y la firma del Pacto de San José de Flores el 11 de Noviembre de 1859. Ilustres personalidades de nuestra historia tuvieron propiedades y vivieron en Flores, como Juan José Paso, Ambrosio Mitre (padre de Bartolomé), el Gral. José Rondeau, el Cnel. Cornelio Zelaya, el marino José Murature y el Cnel.Pedro Rosas y Belgrano. El vicepresidente Marcos Paz y el Dr. Pedro Goyena fallecieron en Flores. Más adelante, muchas de aquellas quintasfueron dividiendosè en fracciones menores hasta llegar a los minúsculos terrenos de 8,66 de frente para viviendas que los martilleros remataron al cobijo de grandes carpas "con 10.000 ladrillos de regalo". Roberto Arlt en sus "Aguafuertes Porteñas" nos cuenta que "en las fincas había cocheras y en los patios, enormes patios cubiertos de glicina, chirriaba la cadena del balde al bajar al pozo. Las rejas eran de hierro macizo y los postes de quebracho"